Datos técnicos:

  • Acción sinking.
  • 27 gramos de peso.
  • Movimientos de “Wobbling y Rolling” bien marcados.
  • 11.5 centímetros de largo.
  • Sistema de transferencia de peso compuesto por tres bolas de tungsteno.
  • Cuerpo de ABS.
  • Colores llamativos, pintura de gran resistencia.
  • Alma de acero inoxidable de una sola pieza cortada con plasma.
  • Anzuelos Owner ST56 #2.

Presentación

El señuelo se presenta en una pulcra caja de mica con un vistoso y elegante interior con fondo negro y colores metálicos. En el reverso viene una gráfica que muestra sus principales características.

Primera impresión

Detalle de la robustez de la conexión entre el cuerpo y la lengueta

Lo primero que se viene a la mente es que es un señuelo muy bien facturado, tiene un cuerpo gibado y una forma del ojo muy característico, al estilo de las Storm “cara de malo”, con excelentes terminaciones y su solidez se nota en cada detalle, una conexión con la paleta bien gruesa y anillas robustas, la pintura muy bien detallada y una textura de escamas moldeada en el plástico.

El señuelo viene equipado con un par de anzuelos Owner ST56 #2, de alambres muy robustos y con un filo que -si bien no son los más filosos que he probado- es bastante aceptable.

Anzuelos gruesos y robustos, de un excelente acero

Otro aspecto notable es la solidez de los aros de conexión para las anillas que según el fabricante están grabadas con plasma sobre una lámina sólida de acero inoxidable que recorre de extremo a extremo el cuerpo del señuelo, lo que garantiza la seguridad frente a una pieza de tamaño considerable. Llama la atención que en la anilla frontal agrega un anillo sólido para la unión con el nudo, al ser una superficie lisa evita que la línea se vaya desgastando al rozar con el borde metálico, para los que usamos un snap como conector no afecta mucho, pero si por algún motivo se nos quedan en el otro morral, el nudo es una alternativa viable y segura.

El sistema de transferencia de pesos se compone de tres bolas de tungsteno que recorren un canal y se posicionan en la cola del señuelo desplazando su centro de gravedad hacia esa posición y una vez que el señuelo amariza se desplazan a la zona central para facilitar el rolling y wobbling. Hay que notar que el cuerpo plástico del señuelo es muy liviano y las 3 bolas de 6mm de diámetro app deben corresponder como al 70% del peso, creo que en este punto se basa la espectacularidad de su lanzamiento.

Pruebas de Campo

Luego de las primeras impresiones, que me dejaron bastante satisfecho, pasamos a testear su comportamiento en la playa.

Castabilidad

Debo decir que el primer lanzamiento me dejó impresionado, con mi equipo clásico, en una mañana casi sin viento y sin mucho esfuerzo alcancé casi 50 metros, con un vuelo muy estable y sin giros. No veía volar un señuelo así desde el Payo Perca, pero los 7 gramos extra del SFT Seadream se convirtieron en varios metros más. He probado muuuuchos señuelos, y he comprobado que hay harto marketing basado en los sistemas de transferencia que a la hora de la verdad son un fraude, pero esta vez creo que realmente nos enfrentamos a un sistema efectivo. ¿Será verdad?… segundo tiro e igual, cargando un poco más la caña y alcancé casi 60 metros. Creo que por primera vez, los 70 metros que publicita la marca parecen bastante alcanzables.

Natación y acción

Respecto del nado del Seadream puedo decir que es de esos señuelos en que se siente el rolling en la puntera de la caña y tiene bastante versatilidad en movimientos al intercalar la recogida con tirones de distinta intensidad y longitud, al aumentar la velocidad de recogida pasa a tener un darting bien irregular. Otra cosa que encontré interesante es que parecen afectarle poco las corrientes traseras y laterales, trabaja bastante bien en dichos entornos simplemente ajustando la velocidad de recogida. Su paleta larga y acción sinking (que en realidad es slow sinking)  lo hace ideal para recorrer pozones y playas profundas, aún con algunos obstáculos, ya que nada con la “cola parada” y los anzuelos no quedan expuestos en la parte inferior, topa con la paleta antes de clavarse.

Efectividad

Letal! Esa es la mejor manera de describirla, he tenido mucho éxito en días nublados y con agua revuelta con la Seadream 115S en color Glow 018, sus colores brillantes contrastan de manera excelente con el fondo y parecen ser irresistibles incluso para las (mañosas y sacadoras de pica) corvinas de Cachagua. Los mejores resultados los he logrado usándola como “jerkbait” alternando tirones cortos y violentos -con la puntera baja- con pausas y recogidas lentas y rápidas. Con días soleados y aguas más claras funciona bien la de color 008. También ha reportado varias capturas de lenguado en distintas playas de la zona centro-norte.

Mañosa corvina cachaguina seducida por el Seadream 016 mientras coleaba apaciblemente

Conclusiones

Me declaré fan de la SFT Seadream 115S casi desde que la saqué de la caja, es un producto de alta gama con excelentes atributos, su construcción sólida, excelente castabilidad, versatilidad de acciones y efectividad hacen que sea de esos señuelos que llegas a la playa y lo enganchas al snap sin ni siquiera pensarlo. Un señuelo que -a mi parecer- todo pescador debería tener en su caja.

La resistencia a la corrosión de sus muy buenos triples Owner ST56 también es digna de hacerse notar antes del cierre.

Espero les guste y sirva este humilde review, y nos vemos en la playa. Saludos
Jaime B.


Equipo utilizado para la prueba de casteo
Caña: Alcedo Modularis 50 de 9′
Carrete: Kastking Sharky II 3000
Línea: Max8 PE #1 (sin chicote)
Señuelo: SFT Seadream 115S color glow-016