Esta entrada corresponde a un reporte de 3 salidas distintas realizadas los días 9, 11 y 13 de septiembre de 2017.

9 de septiembre

Abro un ojo y veo que ya está aclarando, sobresaltado miro la hora y ya son más de las 7. Celular de la $%&/&$%$! nuevamente no sonó, la ida a Cachagua se funó, muy tarde. De pura rabia me levanto y me sirvo un café mientras maldigo en silencio. Mientras sorbo el café pienso que sería penca perder la mañana, pero dónde ir??? Reñaca!, en 20 minutos estoy allá y hace harto tiempo que no me doy una vuelta por esos lados. Antes de las 8 estaba en la playa, algo de viento y la mar bastante golpeadora, bueno, ya estoy acá…

SFT seadream 115S color glow-016

Armo la caña y camino hacia un correntón que se ve prometedor, se nota bien profunda la orilla y con un cantil marcado a uno de sus lados, cielo nuboso y aclarando, en el snap coloco el señuelo ideal para estas condiciones, la heroína de tantas batallas, la Seadream 115S y empiezo a recorrer los pozones que rodean el correntón.

Linda corvinita de 5,5 kgs app

El viento pasó de moderado a algo fuerte desde el sur, pero la seadream lograba distancias bastante decentes, las olas me botaban el señuelo rápidamente, así que no quedó otra que acelerar la velocidad de recogida y la intensidad de los tirones. Luego de unos minutos, el característico tirón y arrancada de una rubiecita bastante decente, luego de una corta pelea gracias al espectacular freno del Sharky II ya la había varado y agarrado con el boga.

11 de septiembre

Dado el éxito del día anterior repetí la fórmula, misma hora, mismo equipo, mismo señuelo, mismo pozón, pero había menos viento y la ola no golpeaba tanto, lo que permitía trabajar el señuelo como a mí me gusta, alternando recogidas lentas con pausas y tirones y dejando profundizar a distintos niveles antes de comenzar a recoger. El primer pique me pilló distraído, acomodándome el morral, logro clavar tarde, un par de cabeceos y se me fue, en eso llegó Claudio, con quien nos hicimos amigos en esa misma jornada y le cuento que recién había perdido una, sigo insistiendo en ese mismo lugar y a los 10 minutos un nuevo pique, esta vez estaba atento y pude clavarla casi instantáneamente, freno bien ajustado y a los 2 minutos ya se había entregado.

Corvina cercana a los 6 kilos, nueva víctima de la SFT Seadream

13 de septiembre

Idem anterior, similares condiciones del mar y en el mismo sector de la playa, estacioné y Claudio estaba preparándose al lado de su auto, lo saludo, conversamos un rato y bajamos a la playa. Como siempre hago un lanzamiento corto para estirar y soltar un poco la línea, enrollo y pego el primer tiro en serio, 3 vueltas a la manilla del carrete y siento una picada violenta. Adrenalina a full, pelea muy enérgica arrancando paralela a la playa y sacando línea como condenada hasta que paró, la dí vuelta y a los 2 minutos ya la tenía varada, una linda corvina cercana a los 7 kilos, aunque me decepcionó un poco, ya que por la arrancada pensé que era más grande.

Espero les haya gustado este reporte y nos vemos en la playa. Un abrazo!
Jaime B.


Equipo Utilizado
Caña: Alcedo Modularis 50 de 9′
Carrete: Kastking Sharky II 3000
Línea: Max8 PE #1 con chicote de 70 cms. de fluorocarbono de 30 lbs
Señuelo: SFT Seadream 115S color glow-016