Me fui a pasar las fiestas patrias a Tongoy y por supuesto lo primero que eché al auto fue la caña, al principio tuve un par de intentos fallidos en la zona de Puerto Aldea, lugar que estaba realmente impescable por la cantidad de pelillo suspendido en el agua. El señuelo trabajaba bien por un par de segundos y luego sentías que ya no se movía y el peso de la mata de pelillo que venías arrastrando. Al tercer día, ya hartado del pelillo, decidí probar en la playa Socos, al llegar sentí el frío de la mañana con un viento sur que pegaba bastante fuerte, me ubiqué a la salida de la desembocadura del estero y para la primera inspección coloqué un seahunt 135F color 008 y lancé unos 35-40 metros, bastante decente para el viento que había, pero aún a esa altura la playa estaba bajísima, así que no me quedó otra que empezar a caminar hacia el norte probando en unas pocas zonas interesantes cada ciertos  pasos (la playa estaba bastante plana, con muy pocos pozones).

Ya en la mitad de la playa me encontré con que estaba un poco más profundo, pero un manchón de pelillo me obligó a seguir caminando un buen tramo más. Casi al llegar a Puerto Velero la playa se profundiza aún más y con el viento las olas reventaban bastante fuerte (para esa playa, que normalmente es una taza de leche). Ahí me volvió el alma al cuerpo, porque la estructura de la playa se prestaba para que hubiesen algunos planitos y tal vez alguna rubiecita podría haber andado por ahí, con harta rompiente, correntones, pozones y canalones de orilla.

Colores vivos que contrastan en aguas turbias para máxima efectividad

Arme la caña con mi regalona, la Seadream 115s color glow-016 y empecé a recorrer un canalón de orilla que se veía prometedor, al tercer lance logro ver entre la espuma una silueta que se levantó a tomar el señuelo pero no acertó el mordisco, al siguiente lance se levantó nuevamente, pero esta vez lo hice pasar más lento y se colgó del señuelo comenzando una linda pelea que terminó en el sartén. Me llamó la atención, porque era un lenguadito de tamaño respetable pero muy flaco, estaba cercano al kilo. Luego de eso se vinieron dos capturas más que fueron devueltas por estar bajo el tamaño mínimo.

Espero les haya gustado este humilde reporte y nos vemos en la playa. Un abrazo!
Jaime B.


Equipo Utilizado
Caña: Alcedo Modularis 50 de 9′
Carrete: Kastking Sharky II 3000
Línea: Max8 PE #1 con chicote de 70 cms. de fluorocarbono de 30 lbs
Señuelo: SFT Seadream 115S color glow-016